Imán

Imanes. Y no de los de la heladera, sino esos elementos que aparecen en los dibujitos y que tiran rayos para conectar objetos de metal. Esas “C” con los extremos rojos que todas las personas conocen, pero que casi nadie tiene. Un objeto frío, pesado y de un material más frío y duro y que, sin embargo, su única finalidad es unir cosas. O personas.

“Cuando te pica el bichito de la innovación no te lo sacás nunca más”, dijo en la reunión previa al lanzamiento de LOOP Romina Dominzaín, responsable de nuevos proyectos de Initium,  el Centro de líderes, emprendedores e innovadores de la Universidad de Montevideo. Y es que el camino del emprendimiento es solo de ida. Esto lo saben cada uno de los 450 estudiantes que participaron de esta experiencia única en Uruguay que reunió a jóvenes líderes de cinco países de Latinoamérica.

 

Los jóvenes fueron los protagonistas de este evento. LOOP no solo fue la oportunidad para replicar el encuentro de University Innovation Fellows organizado por la Universidad de Stanford aquí en América Latina, sino que también fue la chance para que jóvenes externos a este programa y miembros de la comunidad universitaria en general pudieran relacionarse con la innovación social y el emprendedurismo.  Sin embargo, no solo la comunidad universitaria se hizo presente, sino que también preuniversitarios y docentes, quienes participaron en las actividades y se animaron a innovar y a divertirse junto con los fellows de las distintas universidades.

Empoderamiento de la mujer, pobreza y educación fueron los temas en los que trabajaron los 12 equipos durante el Bootcamp con el objetivo de encontrar las mejores ideas que se ajustaran a las necesidades de cada problemática. Además de esto, los participantes tuvieron la oportunidad de recibir capacitación en Design Thinking y Life Design, metodologías utilizadas en la Universidad de Standford; Storytelling de la mano de Verónica Toller, periodista de CNN en español; y de divertirse de la mano de Florencia Infante y Emilio Gallardo, quienes brindaron talleres de improvisación a los participantes.

Con una sala llena y más de 85 personas, cada equipo presentó su idea al jurado y, entre chistes y ansias de por medio, se definieron los tres equipos ganadores. Luego, y como no solo de estudio viven los jóvenes, los festejos y el baile se hicieron presentes el día final en el cierre de LOOP.

“Lo que hace único a este tipo de eventos es que sentís la fuerza de los jóvenes juntos”, comentan en el pasillo dos chicas mientras esperan a entrar a su próximo taller. Y así fue. Líderes de Chile, Colombia, Perú y Puerto Rico estuvieron presente en esta experiencia que buscó romper las barreras entre universidades, no solo latinoamericanas sino también entre instituciones uruguayas. Quizá una buena manera de resumir lo que fue LOOP con una sola palabra sea “imán”. Felipe Gárate, uno de los fellows y orador del cierre de la Semana de la Innovación, habló de “la importancia del imán que cada uno llevamos dentro. Ese imán que nos lleva a conectarnos entre todos. Capaz de conectar ideas, momentos, proyectos y personas. Así es que pasan cosas como LOOP”.

 

Redactora: Tatiana Oviedo

Leave a Reply