El Bootcamp: la materialización del objetivo de LOOP

Tener contacto directo con problemas sociales, generar confianza creativa y aplicar la metodología del design thinking fueron las características principales del Bootcamp llevado a cabo en LOOP.

El design thinking tiene como propósito guiar el diseño de ideas innovadoras para satisfacer las necesidades de un usuario haciéndolo partícipe del proceso de creación.  Consta de cinco etapas: empatizar, definir, idear, prototipar y testear.

María Passadore, coordinadora y docente de la carrera de Dirección y Administración de Empresas de la Universidad de Montevideo, considera que la primera etapa de empatizar con el usuario es fundamental para el buen desarrollo de la totalidad del proceso. Además de ponerse en el lugar del otro, empatizar es “meterse en la cabeza del otro, conocer de primera mano sus necesidades e identificarlas. Es preguntarme ‘¿qué siente mi usuario?’”, dijo Passadore en el primer taller del Bootcamp.

Los tres desafíos sociales planteados en el Bootcamp fueron: pobreza, hambre y falta de hogar; oportunidades en la educación; y empoderamiento de la mujer en la vida laboral. A partir de estos problemas, los grupos debían crear soluciones para tres ONG que trabajan en cada uno de estos temas: Luceros, Enseña Uruguay y Ceprodih.

Los participantes del Bootcamp reconocieron que no solo se logró generar ideas innovadoras para estos desafíos sociales sino que también se creó un ambiente de motivación, optimismo y confianza en la capacidad de ser agente de cambio. Las palabras de Passadore dirigidas a ellos ilustran lo mismo: “tienen que creerse capaces de cambiar la realidad y ese tiene que ser el motor que los guía”.

 

Redactora: Katherine Chamyan

 

Leave a Reply