“La juventud es presente y futuro. Quien hable mal de los jóvenes es un hipócrita”

Federico Seineldin es argentino y llegó a LOOP gracias a su “capital social creado desde hace años” con organizaciones como la Universidad de Montevideo, Endeavor o la ANII. Las ganas de “fomentar el pensamiento crítico a la co- construcción de nuevas realidades lo llevó a acercarse a LOOP: “Si hay jóvenes hay futuro, quiero escuchar y aprender más que decir y responder”.

Dentro de sus logros como emprendedor e innovador se encuentra Njambre, una organización de la cual es cofundador y tiene la característica de que unió una ONG con una empresa. “Generalmente la relación entre ONGs y empresas a mi entender no es sana, es más bien patológica y adictiva. Nosotros desarrollamos organizaciones con modelos híbridos donde se autosostienen en lo económico y generan como fin un alto impacto en la calidad de vida de personas. Queremos lo mejor de los dos mundos”, cuenta sobre la experiencia.

Sumado a Njambre, Arbusta es otra de las organizaciones de las que Seineldin participa y formó parte del equipo fundador. Arbusta tiene como objetivo crear servicios de calidad de productos digitales y servicios tecnológicos a empresas de primera línea como Mercado Libre, Disney, Natura o Lóreal. Estos servicios son creados por los mismos “nativos de la tecnología”, personas jóvenes nacidas en contextos desfavorables y que reciben la oportunidad, muchas veces, de ingresar al mercado laboral con su primer empleo mediante esta organización, tal y como lo hacen hoy en día 300 jóvenes de Argentina y Colombia sin experiencia previa en esta área: “La juventud es presente y futuro, las generaciones anteriores le estamos dejando un legado pesado. Quien hable mal de los jóvenes es un hipócrita”.

“Estamos también fascinados de esa gran mayoría de jóvenes que vive en barrios populares sin las mismas oportunidades que los primeros. Arbusta es un ejemplo de su potencial y de cómo develan su talento en el mundo de la tecnología cuando solo aparecen las oportunidades”.

Este emprendedor está convencido de que “las nuevas generaciones saben que cosas ya no funcionan y, al mismo tiempo, no tienen que sostener el modelo anterior, dado que no son responsables del mismo”.

Aclara que no le gusta hablar de “claves” para el emprendimiento, sino que se trata de “pensar en cómo emprender generando riquezas y bienes públicos para todos”. De esta manera, la capacidad de escucha (para entender los problemas), empatía (para conseguir recursos, equipos, socios, proveedores, usuarios, etc.) y persistencia (dado que se requiere al menos 3/5 años para entender si un emprendimiento realmente funciona) son los tres requerimientos que destaca para lograr este objetivo.

“Empáticos, desprejuiciados, pragmáticos y con ganas de cambiar el mundo”, así define a los jóvenes. Pilares de los que habló hoy en la charla de apertura de LOOP en el aula Magna de la Universidad Católica del Uruguay. Una ceremonia a sala llena y que contó con la presencia de Nir Tsuk y Netta Wang, quienes completaron la grilla de oradores principales para darle comienzo oficial a LOOP, la Semana de la Innovación.

 

Leave a Reply