¿Por qué innovar es importante para las organizaciones sociales?

La innovación suele estar presente en los procesos de desarrollo organizativo ya sea en el ámbito público o privado. Cada vez más empresas invierten tiempo y recursos económicos y humanos en la innovación, entendiendo su retorno en el presente y el futuro de la institución. Pero eso no es tan común en el caso de las organizaciones sociales, donde encontrar procesos y técnicas de innovación incorporadas a las rutinas de trabajo no suele ser moneda corriente, generalmente por no considerarla una inversión necesaria. Es por eso que queremos destacar los aportes de la innovación en las organizaciones sociales.

 

Antes que nada, debemos aclarar que no existe una única forma de innovar. No se trata de una receta que debes seguir paso a paso, sino de guías de trabajo. Y si bien existen diversas técnicas y metodologías que se han ido desarrollando y perfeccionando en los últimos años (como Design Thinking y Agile, por nombrar algunas), cada organización tiene la posibilidad de adoptar la que mejor se ajuste a sus características y recursos.

 

Estas metodologías se desarrollan bajo un concepto de liderazgo horizontal, donde no existe un único líder que toma decisiones, si no que todos los participantes son responsables de hacer escuchar su voz. Esto significa que, si bien existe una figura de liderazgo que guía el proceso, todas las participaciones tienen el mismo valor. Llevando este concepto aún más lejos, dentro de las metodologías de innovación el liderazgo no es ejercido necesariamente por la persona de mayor jerarquía que participa del proceso.

 

El efecto que esta forma de encarar los diferentes proyectos tiene en el equipo humano es realmente importante: la innovación empodera a los integrantes de la organización y les permite sentirse responsables de este proceso. Las nuevas formas de trabajar un proyecto son producto de un proceso colectivo y no de una orden de los jefes. Esto es muy importante dentro de una organización social, ya que el trabajo diario puede ser intenso y desgastante, por lo que contar con procesos de desarrollo innovativo sumará al “salario emocional”, aquel que no se refleja en recursos económicos.  

 

Además, debido al fuerte componente de trabajo colectivo que estas metodologías requieren, el sentimiento colectivo y de equipo se fortalecen. Así, integrantes de diferentes áreas de la organización interactúan y construyen de una forma diferente a la cotidiana. Las metodologías de la innovación incluyen voces diferentes, lo que permite desarrollar diferentes posibilidades de solución.

 

Por otro lado, metodologías como Design Thinking son denominadas Human-Centered o, dicho de otro modo, centradas en las personas que serán destinatarias de la solución. Es por eso que aquellas organizaciones que opten por estas metodologías de innovación conocerán de verdad a su público, la realidad en la que viven y las dificultades que enfrentan para brindarles soluciones y servicios relevantes. Esto, ni que hablar, tendrá como consecuencia un uso más eficiente de los recursos ya que serán invertidos en propuestas acordes a las necesidades. Así que, si bien invertir en innovación puede parecer innecesario, ahorrará dificultades posteriores.

 

Y tampoco podemos dejar de lado que el uso de estas metodologías dinámicas hará salir de la zona de confort a los colaboradores e integrantes de la organización y estimulará el surgimiento de un open mindset. Por supuesto que estos procesos no son automáticos ni mucho menos fáciles, pero contando con las herramientas necesarias para guiar los procesos, son cambios positivos en cualquier organización social para renovar la forma de mirar las dificultades, las soluciones y hasta a la misma organización.

 

Elegir incorporar metodologías de innovación dentro de una organización social no es una decisión fácil, ya que implica salir de la rutina cotidiana y cambiar la manera de percibir los procesos institucionales. Pero los beneficios son muchos, y los motivos para hacerlo cada vez mayores.

 

Del 1 al 5 de agosto acercate a LOOP: la Semana de la Innovación para conocer a otros jóvenes interesados en hacer y ser el cambio.

 

Redactora: Verónica Romero

Leave a Reply